Quizás pronto sea posible sentarse a mirar a un ejercito de tractores que se ocupan de nuestra cosecha

Quizás el cambio mas grande que vamos a ver en el campo en los próximos años va a ser la robótica y la inteligencia artificial. Esto, que parece de película deviene en una imagen totalmente distinta del horizonte tal como lo vemos hoy en nuestros campos ya que estas dos tecnologías juntas (sumado a otras) están generando entre otras cosas la posibilidad de que los tractores se manejen solos, si, así nomas, sin nadie sentado arriba.Esto, que parece ciencia ficción ya está hoy disponible como tecnología, tractores «driverless» o autónomos, cosechadoras que se manejan solas, y esto es solo el comienzo.

En la próxima década cambia el paisaje del campo y en cuanto a los tractores autónomos hay 3 enfoques distintos:

  1. Tractores iguales a los que tenemos hoy, pero que se manejan solos
  2. Tractores autónomos sin cabina, al final de cuentas para que la necesitamos?
  3. Tractores pequeños que trabajan en una red totalmente autónoma.

En este caso vamos a examinar mas de cerca la primer opción, ya que es la que pronto va a estar disponible en Argentina y el resto de Latinoamérica.

Tractores autónomos con cabina, lo que se viene.

Pasaron casi dos años desde que Smart AG anunciaba que su sistema para convertir un tractor en un tractor autónomo y todavía si recorremos nuestros campos no vemos maquinas agrícolas que caminen solas entre el cultivo, sin embargo, SmartAG tiene disponible sus soluciones y las está comercializando en Estados Unidos. De qué se trata? de un kit plug and play (como cuando enchufamos un USB en la notebook) que permite manejar el tractor a distancia desde algo similar a un iPad, con la salvedad de que el tractor se maneja solo, como si fuera un Tesla.

El tractor se maneja solo, algo que parece salido de Blade Runner ya está disponible en USA en 2019.

La empresa , que recibió más de 5 millones de dólares para desarrollar los productos ofrece la solución completa para no solo tener un tractor sin piloto, sino que también planea hacerlo con las cosechadoras y conectar a todos estas maquinarias a la nube de Internet.

Lo mejor: La posibilidad de utilizar los tractores con los que ya contamos, es equipamiento que se instala sobre el tractor y lo transforma en autónomo.

Lo peor: La instalación no es algo que puede hacer cualquiera, su llegada a LATAM parece algo utópico para el 2020 y el precio, cerca de 40.000 USD para sumar a cada tractor y un fee anual de 2.500 USD adicionales por el servicio y actualizaciones.

Tecnología experimental

Craig Rupp es un ex empleado de John Deere , pero no uno cualquiera ya que es el creador de los sistemas de navegación y comunicación que hoy utilizan los primeros tractores de la marca con tecnología de avanzada. Junto con un socio han creado en Nebraska, USA, otra empresa que incursionó en los tractores sin chofer y con cabina llamada Sabanto, y solo con ver al tractor en funcionamiento alcanza para poder comprender hacia a dónde vamos.

Ejercito de tractores autónomos

La empresa Bearflag está desarrollando una tecnología que permitiría no solo tener un tractor sin chofer, sino una flota de tractores que hagan el trabajo solos. Los beneficios que plantean son la capacidad de dirigir una flota de tractores desde una ubicación remota, planificar y programar rutas, y recibir alertas de cada tractor en tiempo real.

Por supuesto esta tecnología es experimental pero ¿cuánto tiempo va a pasar hasta que veamos los tractores moverse solos en nuestros suelos?

Si al ver estas imágenes parece todavía lejano, es porque no sabe quizás que esta revolución es global, la carrera por el tractor autónomo comenzó hace algunos años con Yanmar, Mahindra y Kubota presentando modelos conceptuales que todavía no funcionan mientras que China ha comenzado un plan hace 2 años ya para que todos los tractores sean autónomos en el año 2025.