Ubicado cerca del Kibbutz Ashalim en el Neguev (sur de Israel), consta de 360.000 paneles solares que llevan la energía a 120 MW de potencia, el doble de la planta de «Mashabei Sadeh», que mantuvo el pico de energía solar fotovoltaica hasta la fecha. El monto de la inversión en el proyecto es de 600 millones de shekels (más de 170 millones de dólares).

La nueva planta suministrará energía solar limpia a la red de transmisión de alto voltaje de la red eléctrica, con una producción promedio que llegará, aproximadamente, a 60.000 hogares en Israel. La planta de energía cubre una vasta área de 1.250 hectáreas en el Neguev y está ubicada en las áreas de los kibutzim Tze’elim, Bari, Re’im, Sde Avraham, Yadad y Fregan. La Autoridad de Electricidad y el Ministro de Energía, han otorgado la licencia de producción de energía solar a la asociación Schneur Tze’elim. La Autoridad de Electricidad manifestó que esta licencia permitiría la operación comercial de la planta de energía fotovoltaica más grande de Israel por un período de 20 años.

El lugar comenzó originalmente como una instalación eléctrica de energía renovable, utilizando tecnología de producción «solar térmica». Esta tecnología se basa en la conversión de energía solar en calor, que se utiliza para generar electricidad en una central de vapor. Hoy en día, se considera compleja y costosa en relación con la tecnología fotovoltaica, que se basa en la conversión de energía solar en electricidad.

A la luz del desarrollo de la tecnología fotovoltaica y para minimizar los aumentos para el público consumidor de electricidad, en diciembre de 2015, la Autoridad de Electricidad aprobó, de acuerdo con la decisión del gobierno, la conversión de la estación a tecnología de producción fotovoltaica eficiente y barata.

El ministro de Energía, Yuval Steinitz, expresó: «Este es otro proyecto importante, que generará electricidad para decenas de miles de hogares en Israel con energía limpia, y continuaremos trabajando para promover la energía renovable en Israel».Por cierto, recientemente se alcanzó el máximo histórico en la producción de energía renovable. El mes pasado, el suministro de electricidad, principalmente de energía solar, fue de 1.326 megavatios, lo que representa el 19,3% de la producción total. El récord anterior se había registrado en febrero, momento en que la fuente de alimentación era de 1.295 MW, lo que representa el 16,4% de la producción total.

Nota original en : YnetNews